lunes, 29 de julio de 2013

La estafa eléctrica.

Hoy día 25 de julio de 2013 a las seis de la tarde me he quedado otra vez sin suministro eléctrico en la oficina. No es la primera vez esta semana: en la tarde del día 23 de julio sufrí tres cortes de luz en dos horas. Por suerte, esta vez, el apagón ha durado solo 20 minutos, pero esa no es la cuestión. Mañana, seguramente, sucederá lo mismo, como viene ocurriendo año tras año en el mes de julio.
El muy deficiente servicio de las compañías eléctricas, convive con los anuncios elogiosos en prensa, con el patrocinio de eventos, con las noticias loando su excelencia y con los anuncios de reparto de dividendos y cotización de sus acciones en la Bolsa. Y encima tenemos que oír el cuento del déficit de tarifa y asumirlo los consumidores.
La cruda realidad es que no han realizado inversión en las líneas desde que se privatizó el servicio en los años noventa del siglo pasado. Llegados a este punto, ¿en qué beneficia al consumidor que sean privadas?— Luis Ojeda Arnal.

No hay comentarios:

Publicar un comentario