martes, 27 de agosto de 2013

5 millones de errores al año en el contador de la luz empantanan el sector eléctrico en España

Cada día, en el sector eléctrico español se producen decenas de miles de errores en el cálculo de los flujos de electricidad que circula de un sitio a otro. Es uno de los recovecos del enorme laberinto que representa este sector. En la actualidad, se están detectando unos cinco millones de errores al año en las mediciones de los flujos de electricidad. La cifra incluye todo tipo de mediciones. Tanto las de consumo de electricidad (es decir, la lectura de los tradicionales contadores que tiene cada uno de los 27 millones de contratos de electricidad que existen en España), como las mediciones en la producción de las distintas instalaciones. Así se desprende de los datos que manejan los reguladores del sistema. Seis años de polémica El asunto de las mediciones eléctricas se remonta a hace seis años, cuando en 2007 se detectaron fallos estadísticos en los datos de producción de una de las cinco grandes eléctricas. Los datos de producción de un mes completo en una de sus instalaciones aparecían en blanco, cuando la realidad era bien distinta. 
El error fue descubierto casualmente y con cierto retraso, lo que hizo que todo el mundo empezara a cuestionarse si en España se estaba midiendo bien la electricidad. Eso provocó un gran revuelo y polémica en el mercado y, ¿cómo no?, el Gobierno llegó con la solución para el problema. 
En un intento de homogeneizar las mediciones, el Ejecutivo promulgó el real decreto 1110/2007 por el que se aprobaba un “reglamento unificado de puntos de medida del sistema eléctrico”. Ese reglamento es, a fecha de hoy, toda una pesadilla para el sector, que se ve obligado a verificar uno a uno los datos de consumo, producción, transporte y distribución de electricidad.
Esto genera un proceso burocrático de dimensiones monstruosas.
Lo que empezó como un problema puntual de cierta relevancia para una única instalación, es hoy en día un trabajo descomunal de papeleo para todo el sector, en muchos totalmente inútil e insignificante. De los cinco millones de errores que se detectan en las mediciones tras una segunda medición o verificación, unos 3 millones son de cuantías inferiores a un euro. Los casos de cierta envergadura son relativamente pocos.
Hay menos de trescientos casos con desvíos que económicamente pueden suponer más de 10.000 euros. 
El proceso de subsanación, corrección de estadísticas o de reliquidación de facturas, si este es el caso, es un galimatías más en el ya de por sí complejo sector eléctrico español. Además, todo esto se produce en plena era de la tecnología digital y en un momento clave del sector eléctrico, con la mayor reforma normativa de su historia reciente.

,Empresas Sector Energía. Expansión.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario