martes, 6 de agosto de 2013

El autoconsumo eléctrico, otra oportunidad perdida para el empleo.

[Img #17105]

Con la reforma prevista, los ciudadanos van a tener que soportar incrementos en la factura de la luz de más del 50% en los próximos meses
Precisamente cuando la Asociación de Empresas de Energías Renovables y Eficiencia Energética de la Región de Murcia, acaba de editar un meticuloso estudio sobre el potencial del autoconsumo eléctrico en las cubiertas de la Región, con unas conclusiones muy positivas desde el punto de vista de la creación de empleo, y sobre todo, de los ahorros que la tecnología actual podría ofrecer, el Ministerio de Industria aborda una brutal reforma del sector eléctrico, que condena a ciudadanos y pymes a una mayor dependencia de las eléctricas tradicionales.
Dicho estudio aborda la posibilidad de un plan para instalar durante los próximos 10 años, y en instalaciones de reducida dimensión,  hasta 990 MW, y que se lleve a cabo con una planificación adecuada para la generación y mantenimiento de 2.570 puestos de trabajo, de calidad, y ejecutado por las pymes de la región de Murcia.
Pero… para sorpresa de los empresarios, dentro de este nuevo marco regulador se prevé aprobar en días el demoledor real decreto sobre el autoconsumo eléctrico. 
Un texto que parece redactado por el lado oscuro del sistema eléctrico.
Las principales conclusiones suponen la imposibilidad real de que ciudadanos y pymes instalen unas unidades de generación fotovoltaicas en sus tejados y cubiertas, puesto que se ha diseñado un nuevo “peaje-tasa-impuesto”, superior al precio de mercado de la electricidad. Lo denominan “peaje de respaldo”, aunque más bien se asemeja a aquellos impuestos o extorsiones económicas o aranceles, diseñados para impedir la actividad económica.
Además, contrariamente a lo preconizado por las directivas comunitarias, las trabas y complejidad administrativa, suponen en toda regla una barrera para su desarrollo. El legislador se permite amenazar por decreto a los ciudadanos con la suspensión del suministro eléctrico, y con un régimen sancionador, de infracción muy grave, y con multas de hasta 30 millones de euros.
Pues bien…
Que lo sepan los ciudadanos de Murcia: hoy es posible tener energía eléctrica autogenerada en nuestros tejados y cubiertas a un precio inferior al que se paga a las compañías tradicionales (inferior a 0,12 c€/kWh). Además la instalación solar fotovoltaica es segura,  fiable, genera energía limpia no contaminante, ejemplarizante y duradera.
 Que lo sepan los gerentes de las pymes: los nuevos peajes de acceso suponen incrementos del 41% al 151%. Por ejemplo, quien tenga una tarifa de media tensión y potencia contratada de 1.000 kW, va a pasar de pagar 17.700 euros/año a 38.000 euros/año.
Y que se enteren nuestros dirigentes regionales: perder la oportunidad del autoconsumo eléctrico, es perder otra oportunidad de generar empleo, es perder otro tren de progreso, de modernidad, y sobre todo de aprovechar nuestros recursos naturales y autóctonos. Las empresas murcianas del sector fotovoltaico tienen “know-how”, capacidades, infraestructuras productivas, han desarrollado tecnologías propias, y son generadoras de empleo.  
El Sol está ahí, las empresas también, y la tecnología es competitiva. 
¿A qué esperamos para forzar el cambio del decreto de autoconsumo? ¡No a los peajes de respaldo! Y sí al libre mercado como modelo de competitividad real.

No hay comentarios:

Publicar un comentario