miércoles, 21 de enero de 2015

Las eléctricas cobran 37 millones de más por los contadores inteligentes sin telegestión

Facua ha denunciado que las eléctricas facturarían «ilegalmente» a los consumidores unos 37,24 millones de euros anuales al aplicar una tarifa por el alquiler de los contadores digitales sin telegestión que la ley sólo permite si están integrados en un sistema de gestión telemática. En un comunicado, la asociación advierte de que la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha pedido que las eléctricas bajen un 33% la tarifa por el alquiler de los contadores digitales que no están conectados al sistema de telegestión.Facua ha presentado denuncias por este hecho contra las cinco principales distribuidoras (Iberdrola, Endesa, Gas Natural Fenosa, EDP HC Energía y E.ON) ante la CNMC, la Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición (Aecosan) y las autoridades de protección al consumidor de las 17 comunidades autónomas.Así, en un informe solicitado por la Secretaría de Estado de Energía y fechado el pasado mes de noviembre, el regulador plantea a las compañías eléctricas que facturen a los usuarios afectados lo mismo que a los que todavía cuentan con los antiguos, ya que «no se están beneficiando de las funcionalidades de los nuevos equipos de medida», añade Facua.De esta manera, la asociación de consumidores estima que el sector está cobrando a los usuarios por el alquiler de los nuevos contadores una cuota mensual de 0,9801 euros (0,81 euros más IVA), que según la normativa sólo pueden aplicarse si los equipos ofrecen unas prestaciones de las que en la actualidad carecen. Esta cuota, subraya, es un 50% más elevada que la establecida por las instalaciones que carezcan de dichas prestaciones, 0,6534 euros (0,54 euros más IVA).Considerando las estimaciones del Ministerio de Industria de que actualmente hay 9,5 millones de nuevos contadores instalados, el 35% del total, Facua advierte de que las eléctricas facturarían ilegalmente a los usuarios 37,24 millones de euros anuales, pagando anualmente cada usuario afectado 3,92 euros de más (0,3267 euros al mes) por el alquiler de contadores inteligentes «que no lo son en absoluto».Así, Facua señala que los millones de contadores que se han sustituido hasta la fecha no cumplen los requisitos obligatorios de integración en el sistema que deben permitir a los consumidores funcionalidades como la discriminación horaria, la lectura remota y la disponibilidad de información referente a su consumo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario